ARTÍCULOS


  Ver Lista Completa

 NICOLÁS CORREA

La presentación de resultados correspondientes al pasado ejercicio 2017 no acabaron de convencer al mercado. Nicolás Correa obtuvo un beneficio neto de 2,37 millones de euros en 2017, un 50% menos que en el ejercicio anterior. El grupo alcanzó unos ingresos de 58,4 millones de euros, un 2% menos que en el año anterior, debido de la salida de la filial china del grupo Nicolás Correa. El EBITDA se redujo un 23%, hasta los 4,3 millones de euros, debido a que los resultados de la matriz "se han visto muy penalizados" por el proceso de concentración de actividad en la planta de Burgos, y el consiguiente cierre de la planta de Icíar, que supuso un gasto de personal de 2,1 millones de euros en liquidaciones e indemnizaciones a la plantilla de dicha planta. Por lo que respecta a la captación de pedidos del grupo, incluidos los pedidos intragrupo, alcanzó los 67,9 millones de euros durante el año 2017, lo que supuso un aumento del 16% con respecto al año anterior.

Los 3.60 euros son la referencia a batir. Su superación en precios de cierre diario confirmaría una figura de vuelta alcista cuyo primer objetivo de recuperación quedaría fijado sobre los máximos registrados a finales del pasado mes de enero, o lo que es lo mismo, los 4.20 euros zonales. La perforación de los mismos, preferiblemente con fuerza y volumen, le dejaría el camino despejado rumbo a los 4.40 euros zonales, cota donde transcurre actualmente la parte superior de su amplio canal alcista de largo plazo. Una hipotética ruptura al alza del canal otorgaría al valor una proyección alcista, a medio plazo, cercana a los 2.5 euros de altura, objetivo que en caso de finalmente cumplirse, podría suponer ver al valor de nuevo sobre la cota de los 7 euros zonales.

Por abajo los 3.20 euros zonales, nivel donde coincide su directriz alcista estructural (iniciada en octubre de 2016) y su principal soporte de corto plazo, es la cota a vigilar. Sobre dicha referencia el valor ha logrado frenar diversos ataques bajistas por lo que su pérdida definitiva generaría una clara señal de venta técnica. Los 2.80 euros pasarían a ser su primer objetivo de caída aunque no sería para nada descartable una corrección adiciona rumbo al soporte primario situado sobre los 2.20 euros zonales.

Soportes: 3.20, 2.80, 2.45, 2.20 euros
Resistencias: 3.60, 4, 4.20, 4.40 euros
Objetivos: (rebote) 4, 4.40, 6, 7 euros (caída) 2.80, 2.20, 2 euros



4236.gif