ARTÍCULOS


  Ver Lista Completa

 ¿AENA NECESITA DESCANSAR?

El gestor aeroportuario lucha día tras día por marcar nuevos máximos anuales. Aena marcó la semana pasada un nuevo máximo histórico sobre los 133.80 euros, o lo que es lo mismo, el valor ha duplicado su valor en bolsa en poco más de 15 meses de cotización. Su espectacular evolución bursátil está directamente relacionada con los crecimientos, muchos de ellos de doble dígito, en sus principales parámetros de negocio.

Aena obtuvo un beneficio neto de 492,3 millones de euros en el primer semestre, un 78,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 275,5 millones de euros. El resultado refleja la "evolución positiva" del negocio y la "reversión extraordinaria" de provisiones por procedimientos judiciales relacionados con las expropiaciones de terrenos del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, cuyo impacto neto de impuestos fue de 153,7 millones de euros. Excluido el efecto de la "reversión extraordinaria" de provisiones de intereses por expropiaciones, el crecimiento del beneficio neto en los seis primeros meses del año sería del 22,9%, hasta 63 millones de euros.

Por lo que respecta a su EBITDA, este alcanzó los 931,7 millones de euros entre enero y junio de este año, un 12,7% más que en el mismo periodo de 2015. Los ingresos totales aumentaron en el semestre un 8,4%, hasta los 1.732,5 millones de euros, y los ingresos comerciales y por servicios fuera de terminal, crecieron un 12,3% por el aumento del tráfico y del impacto de medidas desarrolladas en el área comercial.

Otro detalle significativo es el aumento del 27,2% en su generación de caja operativa (cash flow), que alcanzó los 999,9 millones de euros en los seis primeros meses del año. Como consecuencia de la mejora de los resultados, Aena redujo su deuda financiera neta hasta los 8.486,3 millones de euros, frente a los 9.401,7 millones de euros con los que cerró el ejercicio 2015.

Su escenario técnico actual refleja, en gran medida, la buena evolución de su negocio experimentada durante los últimos trimestres. Sin embargo, el valor comienza a mostrar sus primeros síntomas de agotamiento alcista. Los 130 euros zonales son, por el momento, la primera referencia de soporte a vigilar. Su pérdida en cierres desencadenaría la perforación de su directriz alcista acelerada (directriz de corto plazo), potencial señal de giro que podría motivar el inicio de un sano movimiento de consolidación lateral rumbo a la zona de congestión de los 117-120 euros zonales, punto coincidente con su media móvil de 200 sesiones. Por contra, una hipotética superación de los 133.80 euros, preferiblemente en precios de cierre, volvería a dejar al valor en fase de subida libre absoluta, escenario proclive para un nuevo impulso expansivo con objetivo entorno los 140-142 euros zonales.

Soportes: 130, 120-117, 110, 100 euros
Resistencias: 133.80 euros (subida libre)
Objetivos: (rebote) 140-142, 150, 160 euros zonales (caída) 110, 95 euros



aena.gif