ANÁLISIS


  Ver Lista Completa

 AMAZON

Los resultados trimestrales presentados a finales de octubre, son un fiel reflejo de la buena evolución de la compañía. Durante los primeros nueve meses del año, Amazon obtuvo un beneficio neto de 420 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 56% respecto al mismo periodo del año anterior. Además su facturación superó los 12.000 millones dólares, muy por encima de los 9.100 millones contabilizados en 2007.

Sus buenas cifras trimestrales no se han visto ni mucho menos trasladadas al terreno bursátil, ya que desde principios de año acumula una caída cercana al 40%. De todas maneras, su escenario técnico a corto plazo es bastante positivo, ya que en caso de conseguir un cierre por encima de los 51.80 dólares, rompería al alza sus dos directrices bajistas de corto plazo (sus extremos coinciden en el mismo nivel). De producirse tal situación, Amazon podría experimentar un impulso de aceleración hacía el techo de su canal alcista el cual transcurre a día de hoy cerca de la cota de los 60 dólares. Una vez allí, el valor tendría que enfrentarse a una sólida zona de congestión. Por abajo, los 47.50 dólares, último doble mínimo relativo coincidente con su media de 30 sesiones, es ahora su principal referencia de soporte a corto plazo.