ANÁLISIS


  Ver Lista Completa

 POPULAR, AL BORDE DEL PRECIPICIO

Saracho ha defraudado a todo aquel que pensaba que con su llegada la entidad enderezaría el rumbo. Lejos de actuar con rapidez y eficacia, la dirección del Popular ha dado “bandazos” en su política de recapitalización: venta de activos, posible ampliación, entrada socio estratégico... Lo peor de todo ha sido su extrema lentitud en la toma de decisiones. En especial llama la atención todas las noticias relacionadas con su posible ampliación de capital la cual, a la espera de un “análisis profundo” de los balances de la entidad, esta podría llevarse a cabo durante el tercero o cuarto trimestre del ejercicio. Obviamente, las manos fuertes no estaban dispuestas a aguantar un periodo tan largo de incertidumbre, hándicap que ha provocado su desbandada.

El valor se encuentra en fase de caída libre. La pérdida de los 0.60 euros zonales, y posteriormente los 0.50 euros (actual valor nominal), desencadenó una fuerte oleada de ventas que todavía perdura. Pese a que pueda protagonizar algún rebote puntual fruto de la extrema sobreventa, su estructura es fuertemente bajista a corto plazo. Teniendo en cuenta que la entidad puede ser intervenida o suspendida de cotización en cualquier momento, lo lógico y recomendable es no entrar en el valor.

Lo peor de todo esto es que la inoperancia y falta de profesionalidad de la antigua dirección del Popular, con Ángel Ron a la cabeza, ha llevado a una entidad antiguamente solvente y reputada al borde de la liquidación. Los culpables de ello, en lugar de cobrar indemnizaciones / prejubilaciones desorbitadas tendrían que rendir cuentas con sus accionistas. Sin embargo, parece ser que de nuevo se repite la historia. Unos arruinan la compañía y se bajan del barco con los bolsillos llenos mientras que los pequeños accionistas sufren las consecuencias y pierden sus ahorros.

Soportes: 0.33, en caída libre
Resistencias: 0.46, 0.50, 0.55, 0.60, 0.70
Objetivos: valor en caída libre



4031.png