ARTÍCULOS


  Ver Lista Completa

 BLACKBERRY 10: Un todo o nada.

El relevo en la cúpula de BlackBerry (antigua Research In Motion) no está siendo todo lo placentero y exitoso que se esperaba. La llegada de Thorsten Heins debía suponer un punto de inflexión para la compañía, cambio de dirección que de momento no se ha plasmado en su cuenta de resultados. BlackBerry ha cerrado el trimestre con unas pérdidas de 84 millones de dólares, cifra que choca frontalmente con las previsiones realizadas por el consenso de analistas (estimaban un beneficio neto de entre 4 y 5 centavos por acción).

¿Significa esto que BlackBerry no va por el buen camino? En parte si, en parte no. BlackBerry 10, la nueva plataforma (Sistema Operativo) lanzada a comienzos de año, es un toque de aire fresco ideal para renovar el ecosistema dominado por Apple y Google (Android). Las mejoras incorporadas lo convierten en un Sistema Operativo superior en aspectos de funcionalidad y servicios añadidos, bazas que Thorsten no ha sabido transmitir a los usuarios. Quien haya asistido o visionado alguna de sus últimas keynotes podrá entender perfectamente esta última reflexión. Su puesta en escena queda a “años luz” de las tan aclamadas y justamente reconocidas presentaciones organizadas por Apple y su difunto CEO Steve Jobs.

Sin lugar a dudas BlackBerry 10 hubiera sido un éxito en ventas, desde el primer minuto de su desembarco en el mercado, hace un par de años. Su llegada tardía a un mercado maduro, salvo en regiones emergentes, lastra su penetración entre los usuarios. La experiencia de uso de su nuevo terminal bautizado como “Z10” es sencillamente impresionante. Sin embargo, cuando una persona entra en una tienda no busca un BlackBerry 10, siente el deseo de adquirir un modelo de categoría alta/PREMIUM basado en Android o intenta buscar un terminal de precio ajustado pero que, sobretodo, lleve instalada una versión del Sistema Operativo de los de Montain View. Incluso Apple se está viendo apartada del foco de atención de los consumidores. BlackBerry 10 puede ser superior pero si nadie siente el deseo de adquirir un terminal basado en el, poco tiene que hacer.

Los inicios de BB10 recuerdan un poco a lo acontecido con Windows Phone con la diferencia de que el elevado precio de los terminales canadienses está parcialmente justificado (sus componentes son comparables a los terminales de gama superior Android). Cabe destacar que los primeros modelos de Nokia Lumia debutaron en el mercado con unos precios desorbitados en relación a las características técnicas del teléfono. Actualmente Windows Phone comienza a hacerse un pequeño hueco, suficiente para justificar su continuidad y atraer a nuevos desarrolladores hacia su ecosistema.

BlackBerry se va a jugar su futuro como compañía durante los próximos 12-18 meses. Si logra convertir a su BlackBerry 10 como la plataforma referencia dentro del segmento medio-alto/premium habrá ganado su batalla interna. De lo contrario, su balance contable no soportará muchos trimestres más en pérdidas y se verá abocada a lanzarse a los brazos de algún pretendiente (su escasa capitalización bursátil y su enorme valor añadido tanto en know-how como su tecnología y patentes la convierten en “compra potencial” de cualquier “player” internacional vinculado al sector de la informática/telecomunicaciones). Nombres como Lenovo, Huawei o la propia Microsoft ya suenan como posibles interesados. Sin embargo, lo que más beneficiaría al usuario común es que BlackBerry sobreviva de manera independiente y sea capaz de plantar cara a los gigantes Apple y Google, presión que les obligue a innovar y desarrollar nuevos conceptos y servicios en beneficio de la comunidad.

Soportes: 9.60,8.20, 7.50 dólares
Resistencias: 11, 12.55, 13.45 dólares
Objetivos: 11, 13.50, 15,17 18.30 dólares

bb.jpg