ANÁLISIS


  Ver Lista Completa

 INDRA

La tecnológica ha soportado una gran presión bajista durante los últimos meses. El miedo a una desinversión forzosa por parte de Bankia ha llevado a la acción a niveles no vistos desde 2003. Rumores a parte, lo cierto es que el valor cotiza a unos ratíos de PER 2012 (7 veces) realmente atractivos teniendo en cuenta el sector al que pertenece. Lo más llamativo de todo es que pese a ser una de las pocas compañías del selectivo que ha aumentado la partida destinada al dividendo anual (el próximo 4 de julio repartirá 0.68 euros brutos / acción) el mercado sigue ignorando su potencial de revalorización, en especial a medio-largo plazo.

Indra se encuentra actualmente en la base de su canal bajista estructural. El rango de congestión situado entorno los 6.80-7 euros zonales ha logrado frenar el impulso bajista desarrollado durante las últimas semanas. Los 7.30 euros zonales, correspondientes a su último máximo relativo, es la referencia a batir. Su superación pondría punto y final a la secuencia de mínimos crecientes, señal de compra especulativa que podría catapultarle, sin apenas dificultad, rumbo hacia los 8-8.80 euros zonales. En conclusión, valor muy castigado por el mercado candidato a protagonizar un fuerte tramo alcista estructural siempre y cuando el selectivo español confirme su recuperación a medio plazo con la superación del nivel de los 7.000 puntos en precios de cierre semanal.

Soportes: 6.90, 6.80, 6 euros
Resistencias: 7, 7.30, 8 euros
Objetivos: 8, 9, 11, 14 euros zonales