ANÁLISIS


  Ver Lista Completa

 AMER. EXPRESS

Los impagos y el descenso en las ganas de consumir de sus clientes han llevado a American Express a ganar un 22.7% menos durante los primeros nueve meses del año. La compañía estadounidense registró un beneficio neto de 2.459 millones de dólares, equivalentes a 2.12 dólares por acción. El grupo ha justificado dichas cifras, por las altas provisiones que ha tenido que realizar para protegerse del crecimiento de la morosidad entre sus clientes.

La acción acumula un castigo cercano al 50% desde mediados de este mismo año. El valor no ha conseguido frenar la caída pese a haberlo intentado en varias ocasiones. American Express marcó su doble mínimo anual (16.60 dólares) justo en su directriz alcista de muy largo plazo (iniciada en 1974) lo cual es toda una "declaración de intenciones". El valor no quiere perder su tendencia alcista primaria y que mejor forma de "demostrarlo" que dejando una doble mínimo que podría desencadenar una futura figura de vuelta alcista. Para poder confirmar dicho escenario de recuperación, American Express tendría que superar en cierres los 22 dólares zonales. De lograrlo, el valor conseguiría superar sus principales medias de corto plazo y de rebote rompería alza su directriz bajista de medio plazo iniciada sobre los 40 dólares zonales, lo que le proporcionaría un primer objetivo a recuperar entorno los 25 dólares.